¿Pañales para bebé, cuál escojo? ?>

¿Pañales para bebé, cuál escojo?

Si buscas en el mercado hay posiblemente tantos tipos de pañales para bebé que variedades frutas. Llega un momento que abruma: porque una, si se es primeriza, no sabe cuál escoger por lo que decides por lo que diga la internet, la señora de la tienda o una amiga con nenes. Ya si esta es nuestro segundo hijo, resulta todo más sencillo: nos decantamos por el que usamos la vez anterior.

 

Pañales: tipologías, pros y contras

Están primero: los pañales desechables o pampers (como también se les conoce por el nombre de la compañía pionera que los comercializó). Estos culeros también tienen cientos de versiones en cuanto diseño o materiales de fabricación, los hay con peguetas adaptables según el peso y el ancho del bebé, hipoalérgicos o dobles, para el uso nocturno.

La verdad es que es muy cómodo estar en cualquier lado y cambiar a tu bebé, además que te ahorra muchísimo tiempo y trabajo. ¿Los pro?  A los ecologistas no les gusta porque se demoran en degradarse más. Algunos pediatras refieren que para las niñas aumentan el riesgo de padecer enfermedades del tracto urinario.

En segundo lugar: los de telas, que fueron los que usaron nuestras abuelas. Si piensas en tener más hijos esta es la opción más económica porque los pueden guardar una vez lavado con abundante agua y detergente. Por supuesto que implica más trabajo y se gasta el preciado líquido vital. Sin embargo, esto lo equilibras con que evitas las molestas rozaduras que le provocan los pañales desechables a la piel fina del bebé. Como se sujetan la mayoría de veces con alfileres, ojito con pinchar al nene poniéndoselos.

De ambos desechables o de tela, hay por supuesto multiplicidad de opciones, ya que son los más importantes, aunque también hay ecológicos de tela, sin comentarios y los entrenadores para los nenes que ya sepan bajárselos solitos y se pongan vagos…

¿Mi recomendación personal? en casa usa pañales de tela y cuando salgas de paseo o al doctor, lleva desechables. Así cuidas la salud de tu nene, el medio ambiente, la economía y no trabajas tanto.


Comments are closed.